Barreras de entrada para el uso de robots educativos en las aulas

PorFrancisco Bellas Bouza

Barreras de entrada para el uso de robots educativos en las aulas

Los robots educativos comenzaron a generar interés en las escuelas de EEUU en la década de los 80, aumentando rápidamente su introducción con la aparición de diversos dispositivos exitosos tales como LEGO Minstorms o el Bee-Bot.

Aunque se están desarrollando un importante número de actividades extracurriculares en el área de la robótica educativa, incluidas competiciones entre colegios, sigue existiendo la certeza de que los robots se encuentran infrautilizados en la enseñanza.

Se apuntan diversas causas, entre las que destacan la carencia de medios adecuados puestos a disposición de los profesores, carencia de funcionalidades de los robots, la rigidez y falta de dinamismo en las escuelas, dudas sobre los beneficios reales del uso de dispositivos robóticos, etc.

Siendo esto un debate abierto a multitud de opiniones, parece claro que los profesores juegan un rol fundamental en la introducción de la robótica en las escuelas. Algunos estudios relevantes destacan el hecho de que aunque los estudiantes y padres piensan en los beneficios del uso de robots en las escuelas, nadie está por la labor de que estos suplanten a los profesores. En relación al uso de robots por parte de profesores robótica, la apuesta general es que estos deben ser utilizados a partir de determinada edad y aplicables a multitud de disciplinas, destacando que son particularmente útiles para su utilización por alumnos introvertidos.

La potencial resistencia de los profesores al uso de robots también existe en aquellos profesores que acreditan experiencia en el uso de la tecnología, aspecto que resulta un tanto sorprendente. Pero las causas no son menores y sí de gran importancia para tenerlas en cuenta, destacando el factor económico debido al coste del robot, la ausencia de directrices institucionales o académicas, las rigideces del currículo educativo, la escasez tanto de medios como de programas formativos y la carencia de una metodología educativa apropiada.

Como dato relevante, se puede destacar el ofrecido por un estudio sobre el uso de las tecnologías de la información en los centros de enseñanza en Francia. El resultado del mismo manifestaba que aunque el 97% de los profesores consideraban útil el uso de la tecnología en la enseñanza, solo el 5% la utilizaba.

About the author

Francisco Bellas Bouza administrator